Querido Dios, gracias por hoy, ayer, mañana y para siempre, estoy agradecido por mi vida. - Desconocido

Querido Dios, gracias por hoy, ayer, mañana y para siempre, estoy agradecido por mi vida. - Desconocido

en blanco

Nosotros, el ser humano, somos codiciosos. Esto se debe a que tendemos a mirar las cosas que no tenemos en lugar de centrarnos en las cosas que tenemos. ¡Es importante obtener satisfacción y satisfacción con todo lo que tenemos en lugar de regañar cosas que no tenemos!

Esto es cierto no solo en términos de nuestra posesión sino también en cada esfera de nuestras vidas. Cuando aprendemos a apreciar las cosas que poseemos, la vida podría haber sido mucho más fácil y hermosa.

Es importante estar agradecido con Dios por igual que un padre, Él es quien nos ha regalado esta hermosa vida. ¡A medida que le agradecemos, aprendemos a estar agradecidos por todo lo que tenemos! Sentirse agradecido y expresar aprecio es absolutamente importante y eso es lo que nos hace felices en el verdadero sentido.

Cuando estamos agradecidos, aprendemos a centrarnos en las cosas que ya tenemos en lugar de aferrarnos a las cosas que queremos. En la vida, podemos querer muchas cosas, pero Dios decide entre ellas y nos da solo las mejores que realmente merecemos.

Patrocinadores

Cada día es un regalo de Dios para nosotros. Nos da todos los días como la hoja en blanco de un cuaderno. Somos solo nosotros quienes debemos decidir cómo dar forma a ese día. No debemos perder la esperanza, sino centrarnos en mejorar cada día nuestra vida.

Dios nos ha dado hoy, mañana y siempre para crear algo único y fuera de la caja. A medida que avanzamos hacia el mañana, debemos centrarnos en sacar lo mejor de nuestro hoy y, por lo tanto, nuestro futuro también debe estar pavimentado. Es esencial cambiar nuestra perspectiva hacia nuestras vidas.

Cuando miramos las cosas de una manera diferente, en consecuencia podremos contar nuestras bendiciones y sacar lo mejor de ellas. La vida tiene su propio bien y el lado malo. Es solo por La gracia de Dios y sus bendiciones misericordiosas. que sostenemos todas las probabilidades y avanzamos para lograr un futuro mejor y más brillante.

Patrocinadores
También te puede interesar